El presidente de Carrefour España y el de Vueling exportan la transición española al norte de África

Josep Piqué, presidente de Vueling, y Rafael Arias Salgado, que preside Carrefour Epsaña, entre los invitados por el Instituto Cervantes de Túnez a exportar el modelo de transición española al norte de África. ¿Qué modelo de transición exportamos?

El pacto y la consolidación de la sociedad civil: retos de la transición democrática
Congreso / Simposio
El Instituto Cervantes de Túnez organiza en cooperación con la Fundación Transición Española y el Laboratorio de Investigación para las Relaciones Hispano-tunecinas en la Época Moderna, un coloquio auspiciado por la Académie Tunisienne des Sciences, des Lettres et des Arts (Beit Al-Hikma) de Cartago. En éste se abordarán diversos aspectos políticos, de medios de comunicación y culturales tocantes al profundo cambio que experimentó la sociedad española, y vive en la actualidad la tunecina por la transición libre hacia un sistema democrático. Figuras políticas de relieve, periodistas, historiadores, y protagonistas de la sociedad civil de España y Túnez debatirán los días 29 y 30 de abril sobre el pasado, presente y futuro de esas decisivas experiencias.
Programa
Título: Transición económica y social
Ponente/es: Enrique Barón Crespo
Título: Reflexiones sobre la transición española, perspectiva comparada
Ponente/es: Charles Powell
Título: La transición en Túnez
Ponente/es: Ahmed Néjib Chebbi
Título: Legalidad y constitucionalidad en la transición: el caso de Túnez
Ponente/es: Yadh Ben Achour
Título: Revolución y constitución en la revolución árabe
Ponente/es: José María Ridao
Título: ¿Cuál es el papel de la radio en la revolución?
Ponente/es: Issam Marzouki

Participantes
Enrique Barón
Charles Powell , Economista , Historiador , Investigador
Miguel Ängel Aguilar , Periodista
Nativel Preciado , Periodista
José Oneto , Periodista
José María Ridao , Diplomático , Escritor
Ahmed Néjib Chebbi , Abogado
Yadh Ben Achour , Profesor
Josep Piqué , Abogado
Mustapha Ben Jaâfar , Abogado
Rafael Arias-Salgado , Abogado
Sana Ben Achour , Profesora
Sihem Ben Sedrine , Periodista
Ridha Sahli , Abogado
Issam Marzuqui , Periodista
Om Ezzine Khelifa , Abogado
Rafael López Pintor , Sociólogo

Ana Mato nunca ha visto tanta manipulación en TVE en su vida… y tenía 16 años cuando murió Franco

El cornetín que anuncia la cacería ha tañido y el sonido de los cascos de los caballos que galopan se mezcla con los ladridos de los sabuesos de Génova que salen de su letargo inquisitorial, alertados por el anuncio de un nuevo auto de fé. Se trata de demostrar que TVE practica la brujería, que la presentadora de los desayunos del ente, Ana Pastor, pesa más que una biblia y que dentro de la televisión pública han maquinado para alterar la verdad de “sus” cosas.

Ahora Ana Mato ha dicho que nunca ha visto tanta manipulación en TVE como ahora. Un rastreo por wikipedia aclara que la política popular tenía dieciséis años cuando el generalísimo Franco suspiró por úlima vez. A esa edad es muy posible que la vicesecretaria general del Partido Popular se hubiera sentado unas cuantas veces ante una televisión en blanco y negro que escondía buena parte de la realidad de nuestro país. Pero quizá para ella eso no era manipular.

Tampoco vería la televisión durante los primeros años del gobierno de Felipe González, donde la única cadena con informativos que veían millones de ciudadanos era llevada con mano de hierro.

Pero mucho más graves fueron los años de gobierno de José María Aznar y especialmente los cuatro años triunfales de su mayoría absoluta, en los que Alfredo Urdaci resucitó para los informativos los métodos del NODO, llenando de caspa y gloria al eterno mandatario el ente pagado con los impuestos de la ciudadanía.

Recuerdo el informativo del mediodía del 14 de marzo de 2004. Tres días antes este país había sufrido un terrible atentado, con 191 muertos y miles de heridos. El día trece habían sido enterradas decenas de víctimas y por la tarde se habían producido las manifestaciones frente a la sede de la calle Génova. Y en un país que está viviendo ese drama: ¿con qué abrió Urdaci el informativo de la jornada electoral de las 15 horas tras el que faltaban cinco horas para que cerraran las urnas? Con la noticia de una mancha de humo de una botella de gasolina que alguien lanzó contra una sede del PP de un pequeño pueblo en una aldea gallega. Así abrió ese telediario; un claro intento de vincular las manifestaciones de la jornada anterior con la “quema”.

Pero el verdadero problema, lo que Ana Mato o Maria Dolores de Cospedal llaman manipular, es precisamente la falta de sumisión de los periodistas, el hecho de que no se comporten comoles conviene a los políticos, la sumisión de los profesionales de la información en una esfera pública dominada por el politicocentrismo.

Ana Mato conoce una época de una televisión mucho más manipulada. Cuando en este país se violaban masivamente los derechos humanos, cuando estaba negada la libertad de expresión y de opinión y la televisión del régimen fingía normalidad, prosperidad, progreso. Si la TVE de ahora le parece más manipulada que la de aquella es un problema suyo, no de lo que se hace con nuestros impuestos para finaciar a TVE. Y ojalá youtube estuviera sembrado de vídeos como este, donde se muestra un periodismo que no depende de quien gobierne. Gracias Ana Pastor

POSDATA: Es evidente que tienen un objetivo y quizá es el de desplazar espectadores hacia otras cadenas amigas de cara a las elecciones. A ver si a estas alturas van a dar una puntada sin hilo.

Inquisidores del bienestar, traficantes del dolor, políticos sin escrúpulos

La sentencia que condena a Miguel Ángel Rodríguez por llamar “nazi” al doctor Luis Montes trae de nuevo a la actualidad uno de los episodios inquisitoriales más dramáticos que ha vivido nuestra sociedad en la última década. Tras la persecución del doctor y de sus compañeros y compañeras en el hospital Severo Ochoa muchas personas han muerto en centros médicos madrileños retorciéndose de dolor. Quienes debían aplacar su sufrimiento no tomaron las medidas pertinentes por miedo a ser acusados de asesinos y perseguidos por responsables políticos de la Comunidad de Madrid.

Mientras la persecución de Montes asustaba a los usuarios de la sanidad pública, pensando que podían ser asesinados por quienes sólo querían paliar su sufrimiento, las grandes aseguradoras privadas agitaban campañas de atracción de una cuidadanía asustada. Con eslóganes como “para nosotros lo importante eres tú”, el discurso de la medicina privada participaba de la cacería, con el argumento implícito de que para la sanidad pública lo importante no eres tú.

Pasada la persecución y declarado judicialmente que el doctor Montes hizo lo que debía (buena praxis) las consecuencias políticas no han existido. Pero hay algo que se podría cuantificar y es la cantidad de dolor generado por la estrategia de quienes causaron el escándalo a raíz de una denuncia anónima.

Si se hiciera pública la información del consumo de las principales sustancias que se utilizan en las sedaciones podría realizarse un cálculo del número de personas que murieron sufriendo terribles dolores como consecuencia de la persecución contra Montes. Las autoridades sanitarias deberían hacer pública esa información y así entenderíamos que hubo algunos políticos que maquinaron para aumentar el dolor de las personas. Nada más lejos de lo que debe hacer un político al servicio de la ciudadanía que fabricar sufrimiento. Pero una de las formas de privatizar la sanidad pública es asustar y espantar a sus usuarios.

Quienes hicieron retorcerse de dolor a seres humanos que podrían haber caminado sedados hacia la muerte, no han visto afectada su carrera política ni prácticamente su imagen pública. Un ejemplo más de impunidad en un país en el que hay sufrimientos que requieren respuesta política y otros que es mejor no reparar. Esperemos que algún día deje de tener efecto la anestesia social que campa a sus anchas y que la justicia alcance a todos los rincones en los que se la necesite.

Si yo fuera Mariano Rajoy me compraría una cota de malla y me pondría un espejo retrovisor en el hombro

El anuncio de José Luis Rodríguez Zapatero de no presentarse a las próximas elecciones generales ha provacado una reacción en el electorado que va a pasarle factura a Mariano Rajoy. La distancia en la intención de voto para las generales entre el PP y el PSOE se acorta lo que desmuestra que el líder popular no tiene la fuerza personal que necesita puesto que sus expectativas dependen de otros. Ha sido el resultado de focalizar toda la reacción de la derecha en ZP así que muerto el perro se acabó la rabia.

Pero ahora la rabia, el deseo de poder del clan popular, crecerá dentro. Cuando los cuadros de la calle Génova vean que Mariano no les arrastra a la conquista de las generales se inquietarán. Y eso quizá signifique que miren a su alrededor para olisquear si existe otro candidato o candidata que garantice la derrota del PSOE. Es difícil que en cierto tiempo los populares vuelvan a contar con un escenario tan propicio, donde la realidad trabaje sin forzarla para aumentar en las urnas los votos del PP.

Mientras tanto Mariano debe preparar una demostración de fuerza. Los buenos resultados electorales del PP en las municipales pueden ser insuficientes. Especialmente si en el PSOE puede haber un candidato para las generales que le haga especialmente daño. Quizá no sea Rubalcaba. Quizá no sea Carmen Chacón. Hay algún ex presidente autonómico que puede calibrar sus fuerzas. Y en especial uno que ya ha purgado sus culpas ante la opinión pública, con su hípica y las permutas de áticos; que ya se postuló a la candidatura del PSOE en las generales y que puede hacer daño al PP en donde más le duele. Se llama José y se apellida Bono. Ya veremos.

En el año 2000 Mariano dirigió brillantemente la campaña que llevó a José María Aznar a la mayoría absoluta. Su objetivo fue hacer el mínimo ruido para no despertar al cerca de millón y medio de abstencionistas que había acumulado el PSOE por su izquierda. En Ferraz no supieron cómo reaccionar y eligieron un acuerdo sobrevenido con Izquierda Unida. Pero la cosa no funcionó.

La última intervención sonada de Aznar hace unos días es un ataque a Rajoy. Primero porque Mariano no es capaz de criticarlo, imponerse y demostrar su manejo absoluto de las riendas del partido. En segundo lugar, porque las intevenciones del ex presidente movilizan a la izquierda y ese puede ser uno de los mayores enemigos de Mariano que es un candidato que no entusiasma dentro ni fuera.

Echemos a las cajeras y cajeros de los hipermercados. ¡Despídelos y vete!

Acabo de regresar de llenar un carro de la compra en un hipermercado Carrefour. No es uno cualquiera, porque no todos son iguales. Se trata del que está en la localidad madrileña de Alcobendas, cerca del barrio de la Moraleja, uno de los más exclusivos de la piel de toro, donde conviven dinero y fama. Quizá esa cercanía es la causa de una de las cosas que me ha llamado la atención: en la pescadería casi todos los trabajadores son nativos de esta España nuestra; exactamente al revés que en el hipermercado de la misma empresa que hay en el distrito madrileño de Hortaleza donde la percepción de los clientes hacia inmigrantes que “tocan” la comida que compran debe ser diferente, más xenófila.

Pero de lo que realmente quería escribir es del nuevo reto de este hipermercado, de su nueva apuesta, que debe ser un experiemento de vanguardia; se trata del proyecto de Carrefour ¡Scan and go!. Se trata de una nueva modalidad de compra en la que el cliente coge un carrito que lleva un lector de código de barras y escanea cada producto que introduce en él. El aparato va llevando la cuenta y cuando uno termina de comprar se acerca a otro aparato, paga con la tarjeta y a casa.

Podría parecer un inocente gesto de modernidad, de uso de las nuevas tecnologías. La excusa es que no haces cola en la caja, que escaneas y te vas. La empresa lo vende como la avanzadilla del hipermercado del futuro que te va a permitir tener más tiempo de ocio, porque no lo pierdes en la cola. Pero cada vez que acercas el escáner con tus manitas a un código de barras (movimiento al que dedicas un poquito de tu tiempo) estás poniendo un grano para poner de patitas en la calle a un trabajador de las cajas. Bajo el discurso del ahorro de tu tiempo, que es relativo, se esconde un sencillo y centenario desplazamiento de mano de obra. Los escáners no exigen derechos, obedecen sin rechistar, no se van de vacaciones en verano, ni los fines de semana y no cobran las horas extras (aunque esas no las cobra casi nadie y al menos en la empresa privada las hace mucha gente). Sigue leyendo

¿Puede participar un miembro de la Casa Real en un acto de precampaña electoral?

La reina Sofía y la mujer del presidente de Colombia, María Clemencia de Santos, han visitado un colegio público bilingüe de la Comunidad de Madrid, acompañando a Esperanza Aguirre y al alcalde de Alcobenda, Ignacio García de Vinuesa (PP).

Según la nueva ley electoral no se pueden llevar a cabo actos de promoción de la gestión desde el día en que fueron oficialmente convocadas las elecciones hasta el inicio de la campaña electoral. El gobierno de la Comunidad de Madrid se ha afanado en contar que ya existen 242 colegios públicos bilingües y otras lindezas similares que no parecen muy orientadas a respetar es imposibilidad de promoción de la gestión realizada con medios públicos y en ese periodo que marca la ley.

Pero hay algo que la ley no enuncia y ante una imagen como esa puede ser importante. ¿Debería regularse la participación de miembros de la Casa Real en actos de precampaña, acompañando o siendo acompañados por candidatos o candidatas que pocas semanas después se someten a una votación? Evidentemente debería regularse y limitarse para que en esos periodos en los que se acercan unos comicios no veamos imágenes como la de arriba.

Parece que la culpa es de un eurodiputado comunista

Eso es lo que ha declarado el representante del Partido Popular en la cámara europea, Jaime Mayor Oreja, al ser preguntado por su apoyo al mantenimiento de privilegios: “se ha producido una enmienda, yo creo que un tanto extemporánea, de un comunista portugués”.

Cuando he oído esas declaraciones un escalofrío ha recorrido mi espina dorsal, especialmente si las asocio el recuerdo de que fue Jaime Mayor Oreja quien dijo que el franquismo había sido una época plácida y que por eso no podía condenar la dictadura del general. Ahora resulta que la votación para reducir los privilegios de los europarlamentarios y de las europarlamentarias es consecuencia de una conspiración de “un comunista”.

Enfatizo lo de “un comunista” porque Mayor Oreja podía haber dicho “un campañero comunista”, ya que comparten escaños en el parlamento de Bruselas; o un eurodiputado comunista, ya que lo es, o podía haber dicho que era una propuesta de un determinado grupo. Pero el uso de ese indeterminativo (un), que lo indefine, que lo hace difuso, sospechoso, clandestino es un tic que prefiero no averiguar de dónde viene (quizá porque ya lo sé).

Poco que decir acerca de quienes han trabajado y celebrado los trágicos recortes sociales de los últimos meses y quieren mantener sus privilegios injustificadamente con argumentos peregrinos, tirando balones fuera cuando han sido descubiertos en un acto de alta traición a la ciudadanía europea.

Que unos hombres y mujeres que tienen un envidiable nivel de vida, que residen en buenos hogares, que no sufren para llegar a fin de mes, que educan a sus hijos con recursos, que se aseguran una pensión máxima y que han disfrutado de una especie de eurobarra libre, justifiquen su necesidad de volar en clase preferente, se contradice con la defensa que deben hacer de los derechos sociales de la ciudadanía y no de sus propios privilegios.

El Gobernador del Banco de España: nosotros le pagamos el sueldo y él trabaja al servicio de los grandes empresarios

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, es un el representante en nuestra tierra del dios del neoliberalismo, un sumo pontífice de los trabajadores sin derechos. Según recoge su página web sus competencias son: billetes y monedas, central de balances, estadísticas, mercado de deuda pública, política monetaria, sistemas de pago y supervisión. Entre ninguna de ellas está el mercado de trabajo pero cada vez que abre la boca pide abaratamiento del despido, desregulación laboral y otra serie de medidas para mejorar la cuenta de resultados de los empresarios.

La última ocasión ha sido hoy mismo; ante un nutrido grupo de empresarios ha dicho: “: bastaría con que los empresarios de nuestro país pudieran, al igual que en otros países desarrollados, ofrecer empleos con salarios acordes con su productividad a esos millones de desempleados y que estos pudieran tener la posibilidad de decidir sobre unas ofertas que hoy los empresarios españoles ni siquiera pueden plantearles debido a la rigidez de nuestras singulares normas”. Sigue leyendo