¿Seguirán financiando el Gobierno central, Gallardón y Espe la visita del Papa?

Evidentemente lo que estamos viendo acerca del escándalo pedófilo de la iglesia católica es solamente la punta de un iceberg, lo que no han podido evitar que salga, lo que colma el vaso y no puede ser retenido por los múltiples ejercicios de olcultación que antes de llegar a este punto ha debido ejercer la jerarquía católica.

Recientemente nuestro Gobierno llegó a un acuerdo con esa multinacional religiosa según el cual financiará con 25 millones de euros (4.100 millones de pesetas) la próxima visita del Papa, para la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en agosto de 2011. Ese pacto ha sido la forma de comprar la paz social de los Rouco boys tras la probación de la nueva ley del aborto. ¿No te habías dado cuenta de que la Conferencia Episcopal está muy calladita tras la reforma de la ley de interrupción del embarazo?

Pero lo que ahora me pregunto es si el Gobierno central, el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y empresas como Telefónica, Banco Santander o El Corte Inglés sufragarán los gastos (en total 50 millones de euros: que buena ayuda si fuera en cooperación internacional). Se trata de un “Sumo Pontífice” que ha encubierto a un montón de sacerdotes pederastas. ¿Me preguntó yo qué ejemplo van a dar apoyando económicamente a quien escondió un número indeterminado de abusos a menores y no ha tomado al respecto ninguna medida sancionadora?

POSDATA: Resulta interesante ver cómo es posible comprarle a los Obispos la paz social al peso. Un poco más triste es que el Gobierno caiga en ese chantaje. Y sería lamentable que con el conocimiento de lo ocurrido no haya un cambio de rumbo en ese apoyo.

Jaime Mayor Oreja aprueba primero de básica de córtinas de humo

El hombre que añoraba la placidez del franquismo llevaba bastante tiempo callado o muy centrado en la construcción de una Europa profundamente democrática. Así andaba, llegando a las vísperas de la Semana Santa, cuando se larga la declaración de que hay evidencias de que el Gobierno ha vuelto a negociar con ETA.

Esta vez le tocaba a Jaime porque María Dolores de Cospedal ya hizo lo suya en otro momento de la investigación de la trama Gürtel, para decir que Rubalcaba había hecho escuchas a miembros del Partido Popular y luego (evidentemente) ni se presentó en el juzgado para ratificarlo.

Pero la conjunción judicial producía estos días una impresionante coincidencia (¿casual?): la anulación como prueba de las escuchas a los imputados de la Gurtel y a sus abogados y la declaración del enriquecimiento exponencial de Jaume Matas, que lo único que parece haber hecho es invertir como es debido los ahorros de su mujer y disfrutar de las propiedades de su madre.

Una vez que los populares conocieron la noticia planificaron su estrategia. Y en el reparto le tocó a Mayor Oreja, porque esta vez iban a utilizar el tema de ETA (sólo el enamorado vuelve al lugar del crimen). Así que el eurodiputado monotemático (como un personaje de “Los hombres que no ocultaban su añaronza del franquismo”) tenía que soltar en el momento adecuado una bomba mediática que hiciera girarse a cientos de periodistas para mirar hacia otro lado y que eso periodistas y los tertulianos hicieran girarse a millones de ciudadanos hacia el inexistente lugar que señalaba Mayor Oreja. Y de nuevo…..funcionó. Sigue leyendo

Ya nos dieron el GURTELMOCHO

La portada de hoy del diario El País lo anuncia a bombo y platillo. Las mayoría de las escuchas del caso Gurtel son invalidadas.Eso quiere decir que no van a ser pruebas acusatorias en el juicio y que la información que hay en ellas no va a ser tenida en cuenta por el tribunal encargado de juzgar la trama corrupta.

Van a dejar una escuchita viva, una que dice alguna cosita de la financiación del PP pero que será un chascarrillo, así nos hacen pensar que el proceso se sostiene con legitimidad sobre ese “susurrito” de corrupción que luego será anecdótico. Ya se salieron con la suya. Y el Gobierno mirando para Antequera. ¿Por qué será? De toda la corrupción inflamada por el calentamiento ladrillil, las correas de transmisión de lo público a lo privado etc,… nos vamos a quedar en la anécdota de unos trajes de Camps, un jaguar que Ana Mato nunca vio y la frase de la señora Camps dirigida a Correa con el famoso y oscuro: “¡¡¡¡Te has pasado veinte pueblos!!!!”. Sigue leyendo

Cospedal no sabe distinguir entre buenos y malos

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha visitado Uruguay para asistir al congreso de los militantes que tiene su partido en aquel país. Allí el PP cuenta con 1060 militantes de los 50.000 votantes con derecho a participar en los comicios españoles.

Uruguay fue una nación que vivió con intensidad el estallido de la guerra franquista de 1936. Decenas de ciudadanos uruguayos formaron parte de las Brigadas Internacionales y se crearon numerosos comités de ayuda al Gobierno democrático de la república española.

Por esa razón, durante el acto popular en Montevideo, María Dolores de Cospedal arremetió contra la ley de la memoria histórica con el argumento de que Zapatero pretender dividir a los españoles entre buenos y malos y que eso los desune. Se trata de un repetitivo argumento de los populares que han asegurado en reiteradas ocasiones, con respecto a la memoria de la dictadura franquista, que no se puede hacer esa distinción porque fragmenta la sociedad.

Resulta preocupante que una formación política no sea capaz de dsitinguir entre buenos y malos porque la labor ejecutiva y legislativa consiste a menudo en ayudar a los buenos y perseguir a los malos. Con ese esquema, si María Dolores de Cospedal aterrizara en la escena de un crimen de género, no distinguiría quién es el bueno entre quien tiene un cuchillo ensangrentado en la la mano y quien yace en el suelo desangrada, para no dividir a los españoles; o si acudiera a un centro escolar donde se dé un caso de acoso, no distinguiría entre buenos y malos; o si acudiera a un debate sobre el terrorismo, no distinguiría entre quién es quién.

No sé muy bien si carecer de esa capacidad para distinguir lo que está bien de lo que está mal inhabilita a una persona para dedicarse a la política, porque poder hacer esa distinción es básico en la educación de cualquier ciudadano. Aunque tampoco tengo por qué creer sus palabras al pie de la letra. Igual lo que le pasa a María Dolores de Cospedal es que forma parte de un partido que distingue entre malos y buenos. Por eso tiene un presidente fundador que fue ministro de una dictadura. Por eso cuando gobernaron con mayoría absoluta: invirtieron dinero en exhumar a los caídos de la División Azul que ayudaron a Hitler y aseguraban que había que mirar hacia el futuro cuando se les pedía ayuda para buscar a los desaparecidos republicanos; por eso durante varios años el Ministerio de Cultura financió con dinero público a la Fundación Francisco Franco. Por eso cuando Francisco Camps entró en un congreso después de conocerse el caso Gurtel fue recibido como un héroe. Por eso.

No dejéis que los niños se acerquen a él

El actual dirigente del Estado Vaticano, Joseph Ratzinger, ha reconocido que durante el tiempo en que fue arzobispo de Munich admitió en su diócesis a un sacerdote pederasta reincidente. La doble moral de la jerarquía de la iglesia católica sale de nuevo a la luz, como en otros países. La represión que genera el voto de castidad, la autorepresión, la negación de la condición sexual sacerdotal, por algún lado tiene que salir (y Sigmund Freud lo explicó notablemente).

El Papa Benedicto XVI resulta que fue encubridor de un pedófilo (como mínimo), además de haber pertenecido a las juventudes hitlerianas, ayudando al Führer a convertir la Tierra en un infierno para aumentar el deseo de un cielo.

En los últimos años están saltando numerosos escándalos en diversos países sobre lo que parece una costumbre de algunos sectores de los sacerdotes católicos; el abuso de niños y los tocamientos. En Estados Unidos la Iglesia ha tenido que aflojar millones de dólares para llegar a un acuerdo que salve su imagen. En Irlanda, en Alemania, está ocurriendo lo mismo.

Lo curioso es que no salte nada en España acerca del pasado nacional católico franquista. Es fácil imaginar a este tipo de sacerdotes, en los años 40, 50 y 60, en un país lleno de hambre, necesidades y miedo, como representantes espirituales de una dictadura donde eligiendo bien a la preciada pieza infantil la impunidad era absoluta. A cambio de comida, de escolarizacióin, de unos cuántos reales o simplemente ejerciendo el poder divino, fueron muchos los niños y niñas que padecieron el amor fraterno de los religiosos pederastas.

Pero esa historia permence oculta, bajo un manto de silencio, en el subsuelo de nuestra realidad. Ojalá algún día salgan a la luz quienes hoy sienten verguenza por hacer una denuncia, quienes aún tienen miedo, quienes ocultan, disimulan e incluso conviven con los nuevos sacerdotes y guardan en secreto el terror, el pánico, el asco con el que sentían cómo unas manos mojadas en agua bendita buscaban algo más que su piel.

Posdata: Lluvia de millones para la iglesia católica. La visita del Papa católico en el año 2011 nos va a costar a todos los españoles 50 millones de euros, nos guste o no. Y eso que estamos en un Estado aconfesional. ¡Vivir para ver!

El clan de los 200.000 muertos, 20 pueblos y 0,50 gramos,

Pone los pelos de punta ver un acto del Partido Popular en Mallorca y el aplauso que recibe el diputado conservador Nacho Uriarte, que recientemente provocó un accidente de tráfico cuando conducía con el doble de la tasa de alcohol en sangre permitida por la ley. Por ese triste mérito el joven político popular recibe un aplauso de apoyo. Imagino cómo deben sentirse ante un gesto así quienes hayan perdido un familiar o hayan padecido graves lesiones como consecuencia de un accidente provocado por un conductor borracho.

Puso los pelos de punta que en pleno conocimiento de la instrucción Gurtel, en otro importante acto del Partido Popular, el presidente de la generalitat valenciana, Francisco Camps, recibiera una ovación unánime después de que se conociera parte de la trama con indicios de regalos de Correa que la mujer de Camps llegó a calificar de haberse pasado veinte pueblos.

También hemos visto esa misma actitud hacia el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, responsable de la participación de nuestro país en una guerra que ha causado más de 200.000 muertos civiles y que no ha condenado todavía, con la insistencia que ponen los populares en la condena de actos violentos. También fue el gestor de las mentiras del 11M; la mayor mentira de la historia.

Se trata de una cultura política que no ha nacido ayer. Durante toda la dictadura franquista la derecha española jaleó, reconoció, admiró y agradeció su labor a cientos de asesinos y torturadores que habían hecho del uso del crimen, el terror y la violencia su modo de llegar al poder. Durante esas cuatro décadas una persona reunía mayor legitimidad para el clan franquista cuanto mayor hubiera sido su actividad teorrorista y criminal en esa gran matanza que fue el franquismo.

Los aplausos a Aznar, Camps o Uriarte premian la pertenencia al clan, un clan capaz de aplaudir  y defender a personas cuyos comportamientos están penados por la legislación, independientemente de que las leyes logren alcanzarles. En la transición hubo barra libre de impunidad y para muchos políticos de este país sigue abierta. Y lo digo precisamente cuando está a punto de cumplirse el sexto aniversario del 11M.

Hace diez años… al pie de una cuneta

Hoy hace diez años que ocurrió. Había dejado mi trabajo para escribir una novela sobre la historia de mi abuelo y una casualidad me llevó hasta una cuneta en la que se encontraban sus restos junto a los de otros doce hombres. Allí, apoyado en un nogal, llamé por teléfono a mi padre. Una fosa y miles de preguntas. Y entonces comenzaron a pasar muchas cosas…

Este texto pertenece a un artículo publicado el domingo 8 de octubre de 2000.

MI ABUELO TAMBIÉN FUE UN DESAPARECIDO

Soy nieto de un desaparecido. Mi abuelo se llamaba Emilio Silva Faba. Lo mataron a tiros junto a otras trece personas y lo abandonaron en una cuneta, a la entrada de Priaranza del Bierzo. Todas sus honras fúnebres consistieron en un agujero y unas palas de tierra bajo las que todavía hoy están sus restos.

Su hijo, Ramón Silva, tenía ocho años cuando le acompañó hasta la puerta del ayuntamiento de Villafranca. Esa fue la última vez que le vio. Más tarde, otro de sus hijos, Manolo, que tenía seis años, fue a verle con su madre. Mi abuelo le dio a su mujer, Modesta Santín, un reloj y un anillo con sus iniciales. Cuando le dijeron adiós ella ya presentía que no lo vería nunca más. A la mañana siguiente, Emilio, otro de sus pequeños, de 10 años, fue a llevarle el desayuno. El guardia que había en la puerta del ayuntamiento le dijo que no sabía nada de su padre, que no estaba allí y que posiblemente habría saltado por una ventana.

Mi abuela, Modesta Santín, y sus seis hijos se quedaron sin padre. Otras trece familias, las de los compañeros que murieron asesinados junto a él, se quedaron sin padre, sin tío, sin hermano… Ocurrió el 16 de octubre de 1936. El pasado sábado, sesenta y cuatro años despues, pudimos poner una placa en memoria de los muertos. El mármol decía: “A todos los que dieron su vida por la libertad y la democracia”. Pronto se abrirá la fosa y serán exhumados los restos. Por fin sus familiares tendrán un cementerio donde visitarles. Pero no a todos. Diez de ellos aún no tienen nombre. No sé quiénes son. He rastreado la historia sin dar con ellos.

Pero hay otra historia que sí puedo contar. El largo camino recorrido para rescatar a mi abuelo y a sus compañeros del olvido.

MÁS MUERTOS FUERA DEL CEMENTERIO QUE DENTRO

Mi abuelo siempre había sido una referencia para mí. Había escuchado las historias sobre su integridad en la defensa de sus ideas republicanas y de izquierdas y sobre su trágica muerte. El pasado 7 de marzo decidí que mi abuelo dejara de ser un relato familiar. Sus restos estaban en un lugar que yo desconocía. Pero estaba dispuesto a cambiar el final de su historia. Sigue leyendo

Distintos raseros para medir presidentes latinoamericanos

Resulta que un ordenador incautado a las FARC comienza a lanzar al mundo informaciones que fundamentalmente benefician o responden a la orientación política y a los intereses de Estados Unidos en América Latina. Casualidades de la selva.

Curiosamente ese ordenador no contiene (por lo visto o por lo que nos dejan ver) nada que informe acerca de las violaciones de los derechos humanos que el ejército del gobierno de Uribe está llevando a cabo. Mientras Hugo Chávez tiene que responder por sus supuestos vínculos con el terrorismo internacional a ambos lados del charco, al presidente colombiano, Álvaro Uribe, la sociedad internacional no le pide explicaciones por el hallazgo de una enorme fosa común con cerca de 2.000 cuerpos aparecida recientemente. Se trata posiblemente de la mayor fosa de América Latina.

Según fuentes del ejército colombiano se trata de personas muertas en acciones de combate. Pero los testimonios de la zona contradicen esa explicación y aseguran que dentro de la fosa han sido sepultados los cadáveres de cientos de sindicalistas y líderes sociales.

La fosa comenzó a llenarse en 2005, tres años después de la victoria electoral de Uribe, que lleva ocupando la presidencia de Colombia desde el año 2002. Pero mientras el gobierno de Hugo Chávez tiene que dar explicaciones sobre sus vínculos por grupos terroristas y guerrilleros por algo que supuestamente alguien escribió en un ordenador, al presidente colombiano no se le exigen explicaciones e investigaciones por esa matanza que supone un monumental acto de terrorismo de Estado.

Si uno husmea en la red llama la atención el hecho de que la noticia de la aparición de esa gigantesca fosa, la mayor del continente, apenas aparece en medios de comunicación, lo que demuestra la “suerte” de Uribe a la hora de que se relaten las violaciones de derechos humanos que se cometen bajo su mandato.

Sin duda eso choca con los cientos de informaciones acerca de los supuestos vínculos del actual gobierno venezolano con ETA y con las FARC o con el revuelo internacional causado por la muerte de un preso cubano en huelga de hambre. Los crímenes que se cometen bajo el gobierno de Uribe tienen la capacidad de convertirse en invisibles. ¿Por qué será?