Arturo Pérez Reverte, el nuevo novio de la muerte

Albricias, albricias; la fumata blanca de la literatura anuncia que ya tenemos un nuevo Caudillo, un líder capaz de interpretar a un pueblo, de entender sus necesidades, de radiografíarlo con un sólo insulto, de psicoanalizar la historia de nuestra sociedad sin necesidad de analizarla y sentenciar sin matices, sin complejos, sin tolerancia, el pasado reciente.

Arturo Pérez Reverte ha navegado por nuestro pasado y ha encontrado la verdad; una verdad en 3D que sólo él está capacitado para ver. Pero no sólo eso. Sabe que ha sido elegido por los dioses para trasmitirla, para aleccionar a esa panda de borregos que caminamos como zombies por la vida, nos dejamos engañar por los políticos y sólo podemos entender lo que pasa gracias a una mente preclara como la suya. Entre otras lindezas ha dicho que aprobar la Ley de la Memoria Histórica ha sido como ponerles a los españoles una pistola en la mano. Y todos los topicazos: que el 36 se explica en Asturias, que basta de hablar de buenos y malos, etc,… Y una perla que le hace merecedor de su puesto en la Academia: “…el español es historicamente un hijo de puta”…

Pero lo mejor es que él te lo cuente. Siéntate, frótate los ojos y pincha aquí. Entrevista con Arturo Pérez Reverte en el Cultural de El Mundo.