Soy un amargado, un aguafiestas, una mala persona; ¡no quiero que haya olimpiadas en Madrid!

Estoy cansado del ataque de papanatismo generalizado que les ha entrado a ciertos sectores de este país con la candidatura olímpica de la ciudad de Madrid para el año 2016. Lo primero que hay que decir es que es imposible que Madrid organice esos juegos. Echemos cuentas; entre los de Barcelona y los que están a punto de decidirse hay 24 años, es decir, seis olimpiadas. ¿Y alguien en su sano juicio puede pensar que de seis juegos olímpicos dos se van a celebrar en España?

Estoy hasta las narices de escuchar tonterías sobre la candidatura olímpica de Madrid, sobre lo bien que Gallardón ha hecho los deberes; porque esos comentarios esconden el derroche, la megalomanía y la opulencia con la que el supuesto ala izquierda del PP ha gestionado una ciudad a la que ha endeudado por varias generaciones. (¿Alguien puede pensar que sea casualidad que la sede de tiro Olímpico elegida por Albertito sea Paracuellos del Jarama?).

No quiero unas olimpiadas y lo digo a pesar de que los organizadores de los grandes consensos hayan conseguido generalizar una cultura en  nuestra sociedad según la cual hacer ese comentario equivale a ser un aguafiestas, un amargado, un antisocial,…. Ademas hay que tener en cuenta que la gran baza de Madrid es el apoyo ciudadano; un 94 por ciento, nada menos.

Sigue leyendo

La educación para la inciudadanía de Camps y sus muchachos

Ahí siguen, impasibles, con la cara más dura que se pueda imaginar, haciéndose las víctimas heridas, las perseguidas, las conspiradas. Ellos que no querían enseñar educación para la ciudadanía están dando el peor de los ejemplos con su corrupción moral sin consecuencias, sin la asunción de responsabilidades, ensuciando la política y la vida pública con el mismo espíritu con el que hace siglos pusieron en marcha la inquisición o dieron un golpe de Estado contra el gobierno español en 1936; el hecho de que sus intereses están fuera de cualquier límite.

La derecha española posfranquista, desde Alianza Popular hasta su secuela presente, el Partido Popular, ha disfrutado de miles de toneladas de impunidad y eso ha convertido en un vertedero nuestra vida política. Lo que hicieron Aznar y sus chicos del 11 al 14 de marzo de 2000 no ha tenido consecuencias penales y evidentemente debería haberlas tenido, pero los residuos del franquismo están ahí, en la justicia, en los medios que tratan de convertir en realidad sus mentiras, en el miedo de la socioaldemocracia española a ponerlos en su sitio, a aplicarles las leyes sin crear excepciones.

Ahora aparecen con sus elegantes trajes, haciéndose los indignados, los acosados, mientras han utilizado el poder de nuevo para satisfacer sus intereses, para sacar tajada, para empujar la corrupción hasta que se pase “veinte pueblos”.

Sigue leyendo

Hemos sido víctimas del “gripemocho”

La gripe del cerdo que iba a arrasar la humanidad está perdiendo fuelle y su letalidad se está demostrando muy inferior a la de la gripe común. Pero el susto ha tenido sus efectos y el coste que ha supuestos para las administraciones públicas ya está en los bolsillos de los laboratorios farmacéuticos o camino de ellos. Ha pasado lo mismo que con la gripe del pollo. Ahora el departamento de sustos de farmaindustria debe estar preparando la gripe de la vaca, del conejo o del abejorro.

Mientras se hace caja con la histeria colectiva fomentada por los medios que no han discriminado ni freflexionado sobre el modo de informar; hay algunas reacciones. Reproduzco la carta que ha hecho pública una doctora del Hospital General de Segovia, en la que denuncia los efectos del “gripemocho”.

 ES IMPORTANTE TOMAR CONCIENCIA UNO MISMO
 Por Mónica Lalanda:
 
 9 de septiembre de 2009.- Señora ministra, le propongo que sea usted la
primera española que se vacune contra la gripe A. De hecho, con este
despropósito llamado autonomías, si se vacuna usted y toda la cartera de
gente que nos gobierna en España, el grupo control sería lo suficientemente
grande como para sentirnos todos más seguros.
 
Verá usted, le agradezco que me haya colocado a la cabeza de los grupos de
riesgo y que tenga usted tantísimo interés en que no me coja la gripe.
Entiendo que usted me necesita para que el sistema de salud no se colapse;
sin embargo, es una gran pena que al igual que usted se preocupa por mi
salud y de repente me valore como un bien nacional, no se preocupe por mi
situación laboral. La invito a que venga a ver mi contrato o el del resto
de los médicos en este país. La gran mayoría trabajamos con contratos que
en el resto de la Europa antigua serían una vergüenza.

Señora ministra, yo no me voy a vacunar. El virus no ha acabado de mutar y
a partir de la última mutación deberían pasar seis u ocho meses para
elaborar susodicha vacuna. Es decir, la vacuna que nos proponen no puede
ser efectiva. En cuanto a su seguridad, ya tenemos la experiencia de
vacunas para la gripe fabricadas con prisas; se usan adyuvantes peligrosos
para poder poner menor cantidad de virus. Francamente, yo prefiero tener
mocos tres días que sufrir un Guillain-Barré.

Sigue leyendo

¿Y se atreven a decir que no hay flexibilidad laboral?

Se quejan sin parar los empresarios de que por estas tierras hay poca flexibilidad laboral y ese es un lastre que les impide generar más riqueza, ofrecer más puestos de trabajo y repartir sus beneficios a toda la sociedad. Su argumento no llega solo; también les acompaña a menudo el presidente del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que le ha pedido al Gobierno en numerosas ocasiones una reforma laboral, algo que a todas luces parece tener poca relación con la política monetaria, que es de la que debe ocuparse.

Pero la realidad se empeña en demostrar su flexibilidad. El Instituto Nacional de Estadística ha hecho pública la noticia de que hay diferencias salariales en nuestra península por las cuales se llega a pagar por el mismo trabajo un 34% de diferencia. Se trata de la variación salarial que depende del sexo del trabajador; es decir, la diferencia de ingresos entre los hombres y las mujeres.

La diferencia de sueldo por el mismo trabajo, dependiente del género, debería ser un delito de extrema gravedad. Los empresarios que practiquen esa flexible discriminación deben ser sancionados. A ver si el presidente del Banco de España toma medidas.

Los parados no echarán de menos a Pedro Solbes

La marcha de Pedro Solbes coincide con la intensificación del Grupo Prisa de sus críticas al gobierno de Zapatero por haber abierto la puerta del negocio de la televisión digital al grupo de Jaume Roures (Público, La Sexta). Se trataba de un ministro de economía y hacienda al que en los últimos cuatro años habíamos visto aplicar las tesis liberales en tiempos de bonanza pero quizá por suerte no lo hemos visto en estos tiempos de crisis porque posiblemente se encontrarían entre sus recetas las numerosas peticiones del presidente del Banco de España o del de la CEOE, que han querido una reforma laboral a la medida del aumento de sus beneficios aprovechando la incertidumbre de la crisis.

Pedro Solbes fue el ministro que a medidados de los noventa comenzó a desmontar el incipiente estado del bienestar construido en España en los años ochenta. Cuando Aznar ganó las eleccciones el alabado Rodrigo Rato sólo tuvo que hacer una política económica “solbista”, pues ambos ex ministros apostaron por reducir la presión fiscal progresiva y fueron liberando ataduras fiscales a las grandes fortunas, por si no tenían suficiente con serlo.

En su última etapa como ministro, igual que en su labor en la Unión Europea, Solbes nunca se ha caracterizado por su prioridad hacia las medidas sociales. Seguro que los parados no lloran su marcha, especialmente aquellos que recuerden en el año 1995 sus fuertes recortes en la duración de las prestaciones por desempleo.

Una tuneladora para Esperanza Aguirre

Hoy ha comenzado en Madrid el debate sobre el estado de la región. Se trata de un formato un tanto extraño para una democracia. El primer día (hoy) a la hora del ángelus (las 12 de la mañana) la presidenta Esperanza Aguirre sin límite de tiempo se ha dedicado a mirarse el ombligo y alabar su gestión.

Un día antes el PP madrileño filtra el proyecto de la presidenta de dotar a los profesores de una autoridad especial. A partir de ahora llevarán una porra colgada del cinturón y si puede ser de las que dan una descarga eléctrica, pues mejor.

Pues resulta que el debate madrileño se divide, como decía, en dos partes. En la primera, la presidenta se explaya a tutiplén, que es lo que ha hecho esta mañana. Pero cuando ella termina nadie responde, porque los otros dos grupos políticos que le hacen oposición tienen que esparar al día siguiente para poder responderle en el pleno.

Pero lo más fuerte de todo ha sido el derroche de adjetivos calificativos superlativos con los que la presidenta Aguirre se ha dedicado a alabar su gestión de la sanidad pública. Un ejercicio de falsificación que supera con creces los mejores trabajos de Erik el belga.Tanto se ha alejado Esperanza Aguirre de la verdad que si en la segunda jornada del debate sigue así va a necesitar una tuneladora para poder maniobrar el alargamiento de su nariz.

Posdata: Esperanza tiene difícil conseguirla porque el rey de las tuneladoras, Alberto Ruiz Gallardón, ha protagonizado una de las ausencias más notables en la tribuna de invitados. El Alcalde madrileño ha preferido seguir bordando aros olímpicos en la bandera del oso y el madroño que asistir a la sesión del NODO que ha protagonizado su compañera de partido.

EL PRIMER ENCAUSADO POR LOS CRÍMENES DEL FRANQUISMO

Han tenido que pasar casi treinta y cinco años desde la muerte del dictador Francisco Franco y desde el inicio de la recuperación de la democracia en nuestro país para que por fin la justicia enjuicie a alguien en relación por las numerosas violaciones de derechos humanos cometidas durante los terribles años del franquismo.

Se trata sin duda de un momento histórico cuando el juez Baltasar Garzón, primer encausado como consecuencia de los crímenes de la dictadura franquista, entró en las dependencias del Tribunal Supremo para que le fuera tomada declaración.

No hay duda de que la inquisición sigue entre nosotros como un carácter de la cultura política asentada en ámbitos de poder. La admisión a trámite de la demanda contra Garzón, participada por un magistrado que ha defendido públicamente el franquismo, no ha tenido ninguna consecuencia. Curioso en una democracia.

Es más, mientras el juez Garzón estaba declarando se estaba celebrando un pleno en el Congreso de los Diputados. Ninguno de los allí presentes hizo referencia a lo que estaba ocurriendo con los residuos de la Santa Inquisición que todavía no hemos sido capaces de reciclar.

Nuestra democracia tiene mucho camino por andar y necesita muchas vitaminas. Tuvo que tragarse en la transición un sapo muy grande y todavía no ha digerido más que una pequeña parte.

Algunos empresarios cobran la tasa del miedo

El Congreso de los Diputados ha rechazado una propuesta del Partido Popular de rebajar el impuesto de sociedades a las pequeñas y medianas empresas. Los conservadores querían disminuir los ingresos del Estado, seguro que para beneficiar a las clases medias. Y querían otra cosa; cuando este mes aumente el paro considerablemente por el fin de periodo vacacional podrán echarle al Gobierno la culpa de haber lastrado fiscalmente a las empresas y haber impedido la conservación y generación de empleo. Un clásico.

Pero la verdad, reclamar en esta fase de la crisis (o lo que sea esto) más medidas para mejorar los balances de cuentas de los empresarios es algo bastante grave. Especialmente porque hay un beneficio del que ahora disfrutan muchos de ellos y que no figura en los convenios colectivos, ni en los acuerdos con los sindicatos y el Gobierno, ni en las páginas del Boletín Oficial del Estado.

Es un nuevo ingreso que genera pingües beneficios y perjudica gravemente a los trabajadores. Se trata de la tasa del miedo. Un hombre o una mujer se sientan frente a un empresario. Se entrevistan y el trabajador tiene en mente una cifra de lo que debería cobrar con respecto a su formación y a la tarea a realizar. Pero el empresario ha disminuido el sueldo considerablemente.

En ese momento el trabajador imagina sus facturas, su casa, sus hijos y luego a tres millones y medio de personas deseando firmar un contrato de trabajo. Y entonces sonríe forzadamente y acepta la oferta de un puesto ultraprecario.

Miles de empresarios están aprovechando ese momento de pánico para mejorar su balance de resultados. No necesitan despido libre, ni que bajen el impuesto de sociedades; basta con repetir hasta la saciedad en los medios la cifra del paro para generar ese pánico que encoje el salario del trabajador y aumenta la cilindrada del coche de algunos empresarios. La ley del más fuerte ha vuelto.

Ha nacido una estrella de la comedia política: González Pons

Tengo unos añitos y he dado unos cuantos tumbos por la vida pero creo que nunca había visto nada igual. Tanto sentido del humor, tanto ingenio, tanta cultura política imaginativa no podían coincidir en el interior de un solo cerebro, pero lo han hecho. El universo, la genética, los agujeros negros y otros fenómenos del universo se han alineado para condensar en una sólo hombre, en una sola inteligencia, tantos recursos mentales.

La primera declaracón de González Pons, que le hace merecedor del Premio Perogrullo 2009, es esa en la que ha dicho que Zapatero no tiene legitimidad para subir los impuestos simplemente por tener mayoría en el Congreso. Eso quiere decir que una mayoría no es una mayoría; que el que cuenta con el apoyo del mayor número de diputados que representan a la ciudadanía no tiene por qué poder tomar decisiones.

Realmente me cuesta entender qué ha querido decir el flamante secretario de comunicación del Partido Popular. No sé si podrían ser unas declaraciones golpistas, por minar la base del comportamiento democrático;  y una crítica explosiva contra el sistema electoral, el hecho que de los ciudadanos tomen decisiones institucionales cada cuatro años y los políticos lo hagan todos los días o se trata de una reivindicación que reclama más poder para las minorías.

Al oír en la radio las declaraciones de Pons he decidido analizar al personaje y cuando pensaba que estaba empezando a comprenderlo ha hecho otras declaraciones que me han descolocado profundamente, hasta tal punto de no saber si se trata de un genio o de un fiasco.

Ayer hubo bronca en el municipio de mayor renta per capita de España, Pozuelo de Alarcón. Se trata de un municipio al que el caso Gúrtel obligó a cambiar de alcalde. Eran las fiestas y cuando la policía trató de poner fin a un botellón, los jóvenes decidieron luchar por sus derechos etílicos y armaron una batalla campal.

Hoy por la mañana, González Pons no ha dudado en extraer una interpretación de los hechos: “La culpa es de Zapatero, por la cantidad de paro juvenil que hay en España”. Qué razón tiene el comunicólogo popular. Lo que no entiendo es por qué no han denunciado al presidente del Gobierno ante un juzgado por romper este país: si tenemos en cuenta que la vuelta a España ha empezado este año en Holanda. ¡Qué vergüenza!

¿El tesorero A del PP era el tesorero B de Correa… o viceversa? (supuestamente)

El contable de Correa, (gurtel en alemán), ha dejado más huellas para la policía judicial que el de Al Capone. A pesar de la tupida teleraña empresarial que el gran amigo de Camps había tejido para camuflar todas las irregularidades que cometió el empresario con la connivencia de algunos políticos populares.

Resulta que el conteble del empresario estaba ejerciendo supuestamente de contable del PP, porque supuestamente contaba el dinero que debía supuestamente desvíar en agradecimiento por los supuestamente suculentos y reiterados supuestos contratos que recibía por parte de las supuestas autoridades ce la Generalitat Valenciana o de la Comunidad de Madrid.

El contable de Correa tenía en sus libros mágicos una anotación de una salida de 420.000 euros a PPVLC. Una persona mal pensada podría deducir que esa anotación quiere decir “PP de Valencia”, pero yo prefiero pensar que quiere decir: “Para Pagar Vasos Largos de Cristal”. Mi amigoe Conspirator está convencido de que significa: “Para Pasarse Veinte LoCalidades”, por relacionarlo supuestamente con la frase que le dijo la mujer de Camps al proveedor de trajes de Camps tras recibir un suculento regalo. Ella dijo: “Te has pasado veinte pueblos”.

Lo cierto es que parte de lo que contaba el tesorero de Correa lo contaba para el PP. Y como el tesorero del PP, Luis Bárcenas, se dio de baja del cargo por haber anotado en su cuenta algunas supuestas cosas raras, pues es difícil distinguir entre el tesorero B y el tesorero A. Y no sé si a este supuesto caso de corrupción política y económica se puede aplicar la propiedad conmutativa.

*********************

POSDATA: ¡Me encantaría ver la factura de la boda de Ana Aznar y Alejandro Agag! ¿A ti no?

Señor juez: confieso que he escuchado al Partido Popular

Tengo que dar la razón a María Dolores de Cospedal porque yo he escuchado al Partido Popular y quiero confesarlo públicamente, porque no sé si entregarme a la justicia. 

Escuché al PP cuando se hundió el Prestige y Mariano Rajoy aseguró que lo que salían del barco eran como unos hilillos de plastelina (claro que me enseñaron unas imágenes submarinas de un trocito del casco y no un panorama general).

Lo escuché cuando José María Aznar fue entrevistado en Antena 3 el 13 de febrero de 2003 cuando dijo que: “El régimen iraquí tiene armas de destrucción masiva, tiene vínculos con grupos terroristas y ha demostrado a lo largo de su historia que es una amenaza para todos“. Entonces sí había terroristas en desiertos lejanos y de esa declaración lo único tristemente cierto era la respuesta terrorista del 11 de marzo de 2004.

También escuché a Jaime Mayor Oreja cuando dijo que el franquismo era una época “extremadamente plácida“. Que se lo digan a las mujeres, a los presos, a los homosexuales, a las familias de los miles de desaparecidos, al medio millón de exiliados, etc…

También hice escuchas al PP y me enteré de que su departamento de sustos estaba anunciando la ruptura de España que iba a ser una consecuencia natural de la aprobación del Estatuto de Cataluña. Tengo que reconocer, aunque me pese y pueda ser utilizado en mi contra, que eso lo escuché mucha veces y que llegué a entrar en la página web del instituto sismológico para comprobar si esa ruptura se estaba consumando tectónicamente.

Para colmo de escuchas, les oí decir durante el diálogo abierto por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con ETA que el presidente se había rendido a la banda terrorista y que ellos sólo llevaron a cabo unas conversaciones indagatorias en 1998, nada más que eso, cuando acercaron a Euskadi a 174 presos de ETA y Aznar pronunció aquello de “movimiento vasco de liberación”.

En fin, hice escuchas del PP cuando se estrelló el Yak 42, durante sus incontables mentiras con respecto a los atentados del 11M, cuando Aznar casi me propuso beber alcohol y conducir, cuando Esperanza Aguirre dijo que no llegaba a fin de mes, cuando Fraga dijo que el siglo XX había comenzado en 1936, cuando Rajoy dijo que la ley de la memoria no le importaba a nadie y así llamaba “nadie” a cientos de miles de familias afectadas por la represión franquiasta, etc,…

Imagino que haber llevado a cabo tales escuchas puede tener efectos. En concreto debe tener consecuencias penales; algo así como la pena que me da que en este país haya una derecha mayoritaria capaz de poner sus intereses incluso por delante de la realidad, que no haya hecho el tránsito del mito al logos y que guste hasta la saciedad de autovictimizarse igual que hizo Franco para presentarse al mundo como víctima de las hordas marxistas y no como verdugo de cientos de miles de civiles. De aquellos polvos………