El día que Espe echó a correr hacia el Palacio de la Moncloa

Zapatero había invitado al Palacio de la Moncloa a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el día del sorteo de la Lotería de Navidad. Tenía que hablar con ella de financiación autonómica. Se trataba de que si Espe salía enfadada de la reunión, las portadas con el número del Gordo y las alegrías de los premiados hicieran de sordina hacia la protesta de la presidenta madrileña.

Ayer, si hubiera querido, podía haber dado la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa diciendo que la oferta de Zapatero era insuficiente, que el Presidente ya lo tenía repartido todo con Cataluña y que como siempre el PSOE castigaba a los madrileños por votar masivamente al PP. Pero entonces ella  dio un giro porque ha decidido dejar de asustar al electorado fuera de Madrid para iniciar una conquista.

Sigue leyendo