¿Puede permitir el Gobierno que equiparen la Segunda República y la dictadura franquista?

Mañana jueves, 18 de diciembre, será retirada de una plaza de la ciudad de Santander la última estatua ecuestre del dictador Francisco Franco que permanecía en un espacio público. Pero el Ayuntamiento de Santander tiene previsto quitar a la vez un escudo de la Segunda República. De ese modo el alcalde de la ciudad, el ppopular Íñigo de la Serna, trata de equiparar la dictadura con el primer periodo democrático que hubo en nuestro país.

El 19 de noviembre de 1933 se celebraron en España las primeras elecciones en las que los hombres y las mujeres votaron por primera vez con sufragio universal. Se trata de la primera ocasión en la que la sociedad española fue formalmente democrática. El Gobierno, que ha promovido una ley de memoria histórica, debería impedir que el ayuntamiento cántabro lleve a cabo esa medida que trata de equiparar nuestra primera democracia con una dictadura que privó de libertad a millones de ciudadanos, dentro y fuera de las cárceles, y secuestró la democracia durante cuarenta años.

Sigue leyendo