¿Y de lo de Pinto, qué?

Ricardo Royo Villanova

Yo no sé si la popular Miriam Rabaneda -cuando escribo estas líneas, aún alcaldesa de Pinto- es honesta o no lo es. Tal y como están las cosas, no pongo la mano en el fuego por nadie, pero no tengo motivos para dudar de su honorablidad. En cambio, algunas de las personas que participan en Pinto en la moción de censura -entre dudosa y vergonzante- que va a cambiar dentro de un rato el color político del consistorio y va a desalojarla del poder, sí han dado en el pasado, y continúan dándolos en el presente, serios motivos para poner en cuestión su honradez.

Sigue en su blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>