¿La Constitución bajo palio?

Entre Zapatero y Bono, como una autoridad del Estado, el nuncio del Vaticano

De las imágenes que han quedado de los fastos posconstitucionales hay algo que me llama tremendamente la atención: ¿qué hace el nuncio del Vaticano, Manuel Monteiro de Castro, entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y José Bono? ¿No es la Iglesia católica una de las instituciones que más incumplen la Constitución? ¿No es un mal ejemplo incluir en esa celebración a un representante de una organización que incumple las obligaciones fiscales?

 

 


La Carta Magna de 1978 dice en su artículo 14:

Artículo 14.

“Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Todos los españoles que tienen una propiedad, por pequeña o grande que sea, tienen que abonar impuestos municipales. Si leemos ese artículo 14 y el artículo 5 del concordato entre el Estado español y la Santa Sede, veremos que no hace falta reformar la Constitución porque algunos se la saltan, con participación del Estado, y no pasa nada.

Artículo IV.

1. La Santa Sede, la Conferencia Episcopal, las Diócesis, las Parroquias y otras circunscripciones territoriales, las Órdenes y Congregaciones Religiosas y los Institutos de Vida Consagrada y sus provincias y sus casas tendrán derecho a las siguientes exenciones:

  1. Exención total y permanente de la contribución territorial urbana de los siguientes inmuebles:
    1. Los templos y capillas destinados al culto, y asimismo, sus dependencias o edificios y locales anejos destinados a la actividad pastoral.
    2. La residencia de los Obispos, de los Canónigos y de los Sacerdotes con Cura de almas.
    3. Los locales destinados a oficinas, la Curia Diocesana y a oficinas parroquiales.
    4. Los seminarios destinados a la formación del Clero Diocesano y Religioso y las Universidades eclesiásticas en tanto en cuanto impartan enseñanzas propias de disciplinas eclesiasticas.
    5. Los edificios destinados primordialmente a casas o conventos de las Órdenes, Congregaciones Religiosas e Institutos de Vida Consagrada.
  2. Exención total y permanente de los impuestos reales o de producto, sobre la Renta y sobre el Patrimonio Se incluye el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras por Orden de 5 de junio de 2001..Esta exención no alcanzará a los rendimientos que pudieran obtener por el ejercicio de explotaciones económicas ni a los derivados de su patrimonio, cuando su uso se halle cedido, ni a las ganancias de capital, ni tampoco a los rendimientos sometidos a retención en la fuente por Impuestos sobre la Renta.
  3. Exención total de los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales, siempre que los Bienes o Derechos adquiridos se destinen al culto, a la sustentación del Clero, al Sagrado Apostolado y al ejercicio de la Caridad.
  4. Exención de las contribuciones especiales y de la tasa de equivalencia, en tanto recaigan estos tributos sobre los bienes enumerados en la letra a) de este artículo.

Es incomprensible que la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados y el propio Tribunal Constitucional no hagan algo para paliar un incumplimiento tan básico de nuestra ley fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>